Roma ha hablado

Roma locuta, causa finita. Esta rotunda afirmación de la validez de las decisiones del Papa sobre cuestiones controvertidas entre los católicos, la escribió san Agustín ya en el año 417, al recibir el escrito en el que el papa Inocencio I condenaba la herejía pelagiana que, aun manteniendo una cierta presencia en la Iglesia, quedó …