25,00 

Colección: Obras selectas y homenajes
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2005
Páginas: 706

SKU: ISBN: 9788470575068 Categoría: , Etiquetas: , , ,

Descripción

El Señor recoge una parte de sus homilías, aquéllas que versa sobre la persona y la actividad de Jesús. Con palabras iluminadas por un certero instinto sobrenatural, busca Guardini contemplar al Señor, admirar su talante para acogerlo como Salvador. De esa intención nacen reflexiones llenas de naturalidad y de solidez teológica, que bosquejan atractivos perfiles de la personalidad de Jesús.
“Romano Guardini vivió intensamente su vida sacerdotal y la tarea apostólica que implica”. Así comienza la espléndida introducción de Alfonso López Quintás que abre la edición que ahora presentamos.
El mismo lector podrá comprobar que el libro que tiene en sus manos es un excelente testimonio de tales palabras.

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

detalle de producto

  • ISBN : 9788470575068
  • Páginas : 706
  • Encuadernación : Rústica
  • Año de publicación : 2005
  • Edición :

sobre el autor

Guardini, Romano

Guardini, Romano

Romano Guardini (Verona, 1885-Munich, 1968) Teólogo católico alemán. Estudiante de química y de economía en Tubinga y en Berlín, cursó los estudios eclesiásticos y fue ordenado sacerdote. Fue profesor de Dogmática en Bonn (1922) y de Filosofía católica en Berlín (1923). Su cátedra fue suprimida en 1939 por el régimen nacionalsocialista. En 1945 fue invitado a enseñar en la Universidad de Tubinga y, a partir de 1948, en la de Munich, donde exponía su propio pensamiento acerca de una cosmovisión católica del mundo. En 1952 obtuvo el premio de la paz de los libreros alemanes. Fue uno de los líderes de los movimientos espiritual e intelectual que desencadenaron en las reformas aprobadas por el Concilio Vaticano II. Ejerció una considerable influencia en la juventud católica alemana después de la I Guerra Mundial. Simultaneó su intensa actividad intelectual con la promoción de movimientos juveniles de vida cristiana y con una infatigable entrega a la predicación en la iglesia de St.Ludwig de Munich. De inspiración agustiniana, su teología, que explora amplios espacios de la cultura, es más una evocación de la vida de fe que una sistematización dogmática. Entre sus muchas obras, cabe recordar El espíritu de la liturgia (1917), Cartas de autoformación (1922), El universo religioso de Dostoievski (1933), La muerte de Sócrates (1934), Pascal (1934), La esencia del cristianismo (1939), Libertad, gracia y destino (1948), La aceptación de sí mismo (1950) y El Señor (1954). Ver reseñas del autor