Hombre y Mujer los creó Juan Pablo II

27,00 

Hombre y Mujer los creó

Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2010
Número de edición: 2
Páginas: 760

SKU: ISBN: 9788470575648 Categoría: , Etiquetas: , , ,

Descripción

Es éste un libro peculiar que aborda las catequesis de las audiencias generales con las que el papa Juan Pablo II comenzó su predicación. Lo original de las mismas es que conforman un todo unitario de gran coherencia y continuidad, un verdadero tratado acerca de uno de los puntos menos desarrollado en el pensamiento teológico: el amor humano en su prototipo de amor conyugal entre un hombre y una mujer. El prólogo de Carlo Carriarra, posiblemente el máximo conocedor del tema, precede a las distintas series de catequesis, cada una de las cuales presenta un breve estudio de un experto relacionado con el Instituto Juan Pablo II. Este libro es un paso importante para conocer a la luz de la fe lo más íntimo del hombre: su despertar, crecimiento y plenitud en el amor.

 

Información adicional

Índice

Tabla de abreviaturas p.7
Prólogo (Mons. José Antonio Reig Pla) p.11
Nota a la edición española (Alejandro Burgos Velasco y Miguel Ángel Pardo Álvarez) p.15
Introducción general p.19
PRIMER CICLO
EL PRINCIPIO
Introducción al primer ciclo (Alejandro Burgos Velasco) p.51
1. En diálogo con Cristo sobre los fundamentos de la familia (5-91979) p,61
2. la definición objetiva del hombre en el primer relato de la creación (12-9-1979) p.64
3. La definición subjetiva del hombre en el segundo relato de la creación (19-9-1979) p.68
4. Unión entre la incoherencia originaria y la redención realizada por Cristo (26-9-1979) p.73
5. El significado de la originaria soledad del hombre (10-10-1979) p.78
6. El hombre: desde la soledad originaria hasta la consciencia que lo hace persona (24-10-1979) p.83
7. La alternativa entre muerte e inmortalidad en la misma definición del hombre (31-10-1979) p.87
8. La unidad originaria del hombre y de la mujer en la humanidad (7-11-1979) p.91
9. A través de la comunión de las personas el hombre llega a ser imagen de Dios (14-11-1979) p.97
10. Valor del matrimonio uno e indisoluble a la luz de los primeros capítulos del Génesis (21-11-1979) p.102
11. Los significados de las experiencias primordiales del hombre (12-12-1979) p.106
12. Plenitud personalista de la inocencia originaria (19-12-1979) p.110
13. La creación como don fundamental y originario (2-1-1980) p.115
14. La revelación y el descubrimiento del significado del cuerpo (9-1-1980) p.119
15. El hombre-persona se transforma en don mediante la libertad del amor (16-1-1980) p.124
16. la conciencia del significado del cuerpo y la inocencia originaria (31-1-1980) p.129
17. El intercambio del don del cuerpo crea una auténtica comunión (6-2-1980) p.134
18. La inocencia originaria y el estado histórico del hombre (13-2-1980) p.138
19. Con el sacramento del cuerpo el hombre se siente sujeto de santidad (20-2-1980) p.142
20. El significado bíblico del conocimiento en la convivencia matrimonial (5-3-1980) p.146
21. El misterio de la mujer se revela en la maternidad (12-3-1980) p.151
22. El ciclo del conocimiento-generación y la perspectiva de la muerte (26-3-1980) p.157
23. Los interrogantes sobre el matrimonio en la visión integral del hombre (2-4-1980) p.162

SEGUNDO CICLO
LA REDENCIÓN DEL CORAZÓN
Introducción al segundo ciclo (José Miguel Granados Temes)
24. Cristo apela al “corazón” del hombre (16-4-1980) p.173
25. El contenido ético y antropológico del mandamiento “No cometerás adulterio” (23-4-1980) p.178
26. la concupiscencia es el fruto de la ruptura de la Alianza con Dios (30-4-1980) p.183
27. Cambio radical del significado de la desnudez originaria (14-5-1980) p.188
28. El cuerpo no sometido al espíritu amenaza la unidad del hombre-persona (28-05-1980) p.193
29. El significado de la vergüenza originaria en las relaciones interpersonales hombre-mujer (4-6-1980) p.198
30. El dominio “sobre” el otro en la relación interpersonal (18-6-1980) p.202
31. La triple concupiscencia limita el significado esponsal del cuerpo (25-06-1980) p.206
32. la concupiscencia del cuerpo deforma las relaciones hombre-mujer (23-7-1980) p.211
33. La comunión de las personas en la voluntad del don recíproco (30-7-1980) p.215
34. El sermón de la montaña a los hombres de nuestro tiempo (6-8-1980) p.219
35. El contenido del mandamiento “No cometerás adulterio” (13-8-1980) p.223
36. El adulterio según la Ley y en el lenguaje de los Profetas (20-8-1980) p.227
37. El adulterio es, según Cristo, falsificación del signo y ruptura de la alianza personal (27-8-1980) p.232
38. El significado del adulterio, transferido del cuerpo al corazón (3-9-180) p.237
39. la concupiscencia como separación del significado esponsal del cuerpo (10-9-1980 p.241
40. El deseo, reducción intencional del horizonte de la mente y del corazón (17-9-1980) p.246
41. La concupiscencia aleja al hombre y a la mujer de las perspectivas personales y “de comunión” (24-09-1980) p.250
42. Construir el nuevo sentido ético a través del redescubrimiento de los valores (1-10-1980) p.254
43. Interpretación psicológica y teológica del concepto de concupiscencia (8-10-1980)
44. Valores evangélicos y deberes del corazón humano (15-10-1980) p.264
45. La realización del valor del cuerpo según el plan del Creador (22-10-1980) p.269
46. La fuerza originaria de la creación se convierte para el hombre en fuerza de redención (29-10-1980) p.273
47. “Eros” y “ethos” se encuentran y dan fruto en el corazón humano (5-11-1980) p.278
48. La espontaneidad es verdaderamente humana cuando es el fruto maduro de la conciencia (12-11-1980) p.283
49. Cristo nos llama a reencontrar las formas vivas del hombre nuevo (3-12-1980) p.287
50. La tradición vétero-testamentaria y el nuevo significado de la “pureza” (10-12-1980) p.292
51. La vida según la carne y la “justificación” en Cristo (17-12-1980) p.296
52. La contraposición entre la carne y el espíritu y la “justificación” en la fe (7-1-1981) p.303
53. La vida según Espíritu se fundamente en la verdadera libertad (14-1-1981) p.307
54. Santidad y respeto del cuerpo en la doctrina de san Pablo (28-1-1981) p.311
55. La descripción paulina del cuerpo y la doctrina sobre la pureza (4-2-1981) p.315
56. La virtud de la pureza realiza la vida según el Espíritu (11-2-1981) p.319
57. La doctrina paulina de la pureza como “vida según el Espíritu” (18-3-1981) p. 323
58. La función positiva de la pureza del corazón (1-4-1981) p.327
59. Pedagogía del cuerpo, orden moral y manifestaciones afectivas (8-4-1981) p.332
60. El cuerpo humano “tema” de la obra de arte (15-4-1981) p.337
61. La obra de arte debe observar siempre la ordenación del don y del recíproco donarse (22-4-1981) p.341
62. Los límites éticos en las obras de arte y en la producción audiovisual (29-4-1981) p.345
63. La responsabilidad ética del artista en el tratamiento del tema del cuerpo humano (6-5-1981) p.349

TERCER CICLO
LA RESURECCIÓN DE LA CARNE
Introducción al tercer ciclo (Juan José Pérez-Soba y Diez del Corral) p.361
64. Las palabras del “diálogo con los saduceos”, esenciales para la teología del cuerpo (11-11-1981)
65. El Dios viviente, estrechando su Alianza con los hombres, renueva continuamente la realidad misma de la vida (18-11-1981) p.365
66. La doctrina sobre la resurrección realizará perfectamente a la persona (2-12-1981) p. 370
67. La resurrección realizará perfectamente a la persona (9-12-1981) p.374
68. La palabras de Cristo sobre la resurrección completan la revelación del cuerpo (16-12-1981) p.378
69. Las palabras de Cristo sobre el matrimonio, nuevo umbral de la verdad integral sobre el hombre (13-1-1982) p.382
70. la interpretación paulina de la doctrina de la resurrección (27-1-1982) p.387
71. la concepción paulina de la humanidad en la interpretación de la resurrección (3-2-1982) p.392
72. La espiritualización del cuerpo, fuente de su incorruptibilidad (10-02-1982) p.396

CUARTO CICLO
LA VIRGINIDAD CRISTIANA

Introducción al cuarto ciclo (Leopoldo M. Vives, d.C.J.M) p.403
73. La idea de la virginidad o celibato como anticipo y signo escatológico (10-03-1982) p.407
74. La vocación a la castidad en la realidad de la vida terrena (17-3-1982) p.411
75. Relación entre continencia “por el reino de los cielos” y fecundidad sobrenatural del espíritu humano (24-3-1982) p.415
76. Iluminación recíproca entre matrimonio y castidad (31-3-1982) p.419
77. La “superioridad” de la continencia no significa quitar valor al matrimonio (7-4-1982) p.423
78. Complementariedad por el reino de Dios y el significado esponsal del cuerpo (14-4-1982) p.427
79. El celibato es renuncia hecha por amor (21-4-1982) p.431
80. La continencia por el reino de Dios y el significado esponsal de cuerpo (28-4-1982) p. 436
81. La continencia “por el reino de los cielos” y el “ethos” de la vida conyugal y familiar (5-5-1982) p.441
82. La interpretación paulina de la virginidad y del matrimonio (23-6-1982) p.445
83. Exaltación de la virginidad y preocupación por las cosas del Señor (30-6-1982) p. 448
84. La acción de la gracia de Dios en cada hombre en la elección entre virginidad o matrimonio (7-7-1982) p.453
85. La “concesión” paulina de la abstinencia entre los cónyuges en la dinámica espiritual de la teología del cuerpo (14-7-1982) p.453
86. En el misterio de la redención del cuerpo la esperanza de la victoria sobre el pecado (21-7-1982) p.463

QUINTO CICLO
EL MATRIMONIO CRISTIANO
Introducción al quinto ciclo (Francisco-Cristóbal Fernández Sánchez) p.469
87. El matrimonio como sacramento según la Carta de Pablo a los Efesios (28-7-1982) p.475
88. El misterio de Cristo en la Iglesia y la llamada a ser imitadores de Dios (4-8-1982) p.480
89.Cristo, fuente y modelo de las relaciones entre los cónyuges (11-8-1982) p.484
90. De la Carta a los Efesios brota una comprensión más profunda de la Iglesia y del matrimonio (18-8-1982) p.488
91. La bi-subjetividad esencial en las relaciones Cristo-Iglesia y marido-mujer (25-8-1982) p.492
92. El amor condiciona y constituye la unidad moral de los cónyuges (1-9-1982) p.497
93. La relación entre la sacramentalidad de la Iglesia el sacramento más antiguo: el matrimonio (8-9-1982) p.501
94. Los aspectos morales de la vocación de los cristianos (15-9-1982) p.507
95. Amor esponsal y Alianza en la tradición de los Profetas (22-9-1982) p.511
96. La analogía del amor esponsal indica el carácter radical de la gracia (29-9-1982) p.516
97. El matrimonio, parte integrante del sacramento de la creación (6-10-1982) p.520
98. La pérdida del sacramento original, reintegrada con la redención en el matrimonio-sacramento (13-10-1982) p.525
99. El matrimonio es parte integrante de la nueva economía sacramental (20-10-1982) p.529
100. la indisolubilidad del sacramento del matrimonio en el misterio de la “redención del cuerpo” (27-10-1982) p.534
101. En el matrimonio se le da al hombre la concupiscencia el “ethos de la redención del cuerpo” (27-10-1982) p.538
102. El matrimonio-sacramento alcanza su pleno cumplimiento en la perspectiva de la esperanza escatológica (1-12-1982) p.542
103. El matrimonio como sacramento clarifica el significado esponsal y redentor del matrimonio (15-12-1982) p.548
104. El “lenguaje del cuerpo” es substrato y contenido del signo sacramental de la comunión de los esposos ( 5-1-1982) p.553
105. El significado esponsal del cuerpo humano corresponde al significado esponsal de la Alianza (12-1-1983) p.558
106. El signo del “profetismo del cuerpo” en las palabras del consentimiento conyugal (13-1-1983) p.562
107. El uso correcto del “lenguaje del cuerpo” es un testimonio digno de verdaderos profetas (26-1-1983) p.566
108. La concupiscencia no impide releer en la verdad el “lenguaje del cuerpo (9-2-1983) p.569
109. El “lenguaje del cuerpo” sgún el Cantar de los Cantares (Uomo e donna lo creò, CVIII) p.573
110. La mascunilidad y la feminidad como lenguaje objetivo del cuerpo (Uomo e donna lo creò, CIX) p.580
111. En el matrimonio el don recíproco y desinteresado no puede prescindir del descubrirse imagen del Dios creador (Uomo e donna lo creò, CX) p.584
112. La verdad del amor impone releer el “lenguaje del cuerpo en la verdad (Uomo e donna lo creò, CXV)
113. En el Cantar de los Cantares el eros humano revela el rostro del amor siempre a la búsqueda y jamás saciado ( Uomo e donna lo creò, CXII) p.594
114. Los mismos celos confirman celos confirman la irreversibilidad y la profundidad subjetiva de la elección esponsal, según un amor “más fuerte que la muerte” (Uomo e donna lo creò, CXIII) p.598
115. La índole fraterna, según el libro de Tobías, parece estar radicada en el amor esponsal (Uomo e donna lo creò, CXIV) p.601
116. En el libro de Tobías eros y ethos confirman recíprocamente la verdad del amor esponsal que une “en lo bueno y lo malo” (Uomo e donna lo creò, CXV) p.605
117. La oración del libro Tobías sitúa al “lenguaje del cuerpo” en el terreno de los temas esenciales de la teología del cuerpo (Uomo e donna lo creò, CXVI) p.609
118. El signo del matrimonio como sacramento se construye basándose en el “lenguaje del cuerpo” releído en la verdad del amor (Uomo e donna lo creò, CXVII) p.612

SEXTO CICLO
AMOR Y FECUNDIDAD
Introducción al sexto ciclo (Miguel Antonio Ruiz Ontañón) p.619
119. La inseparabilidad de los significados unitivo y procreativo en el acto conyugal (11-7-1984) p.623
120. La norma de la Humanae vitae deriva de la ley natural (18-7-1984) p.626
121. La Humane vitae contiene la respuesta a las preguntas del hombre de hoy (25-7-1984) p.630
122. Paternidad y maternidad responsables a la luz de la Humanae Vitae (1-8-1984) p.634
123. La ilicitud del aborto, de los anticonceptivos y de la esterilización directa (8-8-1984) p.637
124. la esencia de la doctrina de la Iglesia sobre la transmisión de la vida (22-8-1984) p.640
125. La regulación de los nacimientos, fruto de la pureza de los esposos (20-8-1984) p.644
126. El “método natural”, inseparable de la esfera ética (5-9-1984) p.648
127. La paternidad-maternidad responsable, parte integrante de la entera espiritualidad conyugal y familiar (3-10-1984) p.652
128. El amor está unido con la castidad que se manifiesta como continencia (10-10-1984) p.655
129. La continencia protege la dignidad del acto conyugal (24-10-1984) p.658
130. La virtud de la continencia está unida con toda la espiritualidad conyugal (31-10-1984) p.662
131. La continencia desarrolla la comunión personal entre el hombre y la mujer (7-11-1984) p.666
132. La regulación honesta de la fertilidad forma parte de la espiritualidad cristiana de los cónyuges y de las familias (14-11-1984) p.669
133. El respeto por la obra de Dios, fuente de la espiritualidad conyugal (21-11-1984) p.673
134. Síntesis conclusiva: las respuestas a los interrogante sobre el matrimonio y la procreación en el ámbito bíblico-teológico (28-11-1984) p.676

APÉNDICE
1) El Cantar de los Cantares muestra la riqueza del “lenguaje del cuerpo” (23-5-1984) p.681
2) El “lenguaje del cuerpo” y la verdad del amor en el Cantar de los Cantares (30-5-1984) p.685
3) La dinámica del amor humano a la luz del Cantar de los Cantares (6-6-1984) p.688
4) Según el Libro de Tobías el amor de los esposos se sostiene mediante la oración (27-6-1984) p.691
5) Signo sacramental, liturgia y espiritualidad del matrimonio a la luz del “Gran Misterio” de la Carta a los Efesios (4-7-1984) p.694

Índice de los conceptos principales (José Miguel Granados Temes) p.699
Bibliografía p.745
Índice general p.751

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.

detalle de producto

  • ISBN : 9788470575648
  • Páginas : 760
  • Encuadernación : Rústica
  • Año de publicación : 2010
  • Edición : 2

sobre el autor

Juan Pablo II

Juan Pablo II

Juan Pablo II (Ioannes Paulus PP. II), Karol Józef Wojtyla (Polonia, 18 de mayo de 1920-† Ciudad del Vaticano, 2 de abril de 2005). Papa de la Iglesia Católica, Monarca y Soberano de la Ciudad del Vaticano entre 1978 y 2005. Anteriormente, había sido Obispo auxiliar (desde 1958) y Arzobispo de Cracovia (desde 1962). Papa número 264 de la Iglesia Católica. Es el primer papa polaco en la historia, y uno de los pocos en los últimos siglos que no nacieron en Italia. Su pontificado de 26 años ha sido el tercero más largo en la historia de la Iglesia Católica, después del de San Pedro y el de Pío IX. En 1942 ingresó en el seminario clandestino que había fundado Monseñor Adam Stefan Sapieha, cardenal arzobispo de Cracovia, iniciando la carrera de Teología. Fue ordenado el 1 de noviembre de 1946 en la capilla privada arzobispal. Poco después se trasladó a Roma para asistir a los cursos de la Facultad de Filosofía del Pontificio Ateneo Angelicum, obteniendo el doctorado en Teología con la tesis El acto de fe en la doctrina de San Juan de la Cruz. A partir del 11 de octubre de 1962, comenzó a tomar parte activa en el Concilio Vaticano II, destacando sus puntualizaciones sobre el ateísmo moderno y la libertad religiosa. El 8 de diciembre de 1965 pasó a formar parte de las congregaciones para los Sacramentos y para la Educación Católica, y del Consejo para los Laicos. En 1962, al morir el arzobispo Baziak, fue nombrado vicario capitular y el 30 de diciembre siguiente el Papa Pablo VI lo nombró arzobispo de Cracovia. El 29 de mayo de 1967 fue nombrado cardenal, lo que le convirtió en el segundo más joven de la época, con 47 años de edad. Durante su pontificado entre otros aspectos ha destacado por su rigor doctrinal en pleno siglo XX, en el que amplios sectores pedían “apertura” a la Iglesia Católica. Juan Pablo II ha condenado las posiciones más extremas de la Teología de la Liberación y ha sido también contundente con el ala más conservadora del catolicismo, el movimiento de monseñor Marcel Lefebvre. Juan Pablo II ha dado reconocimiento a teólogos en su día sancionados o cuestionados por sus posiciones aperturistas, creándolos cardenales: Hans Urs von Balthasar, Henri de Lubac, Yves Congar o Walter Kasper, a quien puso al frente de la acción ecuménica de la Iglesia. Sin embargo, a través de la Congregación de la Doctrina de la Fe, presidida por Joseph Ratzinger fue inflexible con Hans Küng, ya condenado por Pablo VI, Bernhard Häring o Leonardo Boff, debido a sus posiciones reformistas en materia de teología dogmática y moral y su oposición al magisterio papal. Ver Reseñas del Autor